BODA EN MAS BONVILAR

Esta es una de aquellas bodas que te marcan. En realidad todas se te quedan grabadas a fuego por un detalle u otro, y esta estuvo llena de esos detalles. En primer lugar, podríamos hablar de los familiares de los novios, que nos acogieron como uno más, o de los amigos que no nos dejaron descansar ni un segundo. Ciertamente, fue una de esas bodas de muchísimos invitados y todos y cada uno de ellos lo dieron absolutamente todo. Incluso la cena se acabó convirtiendo en una antesala de la fiesta que se venía. Es más, aquello podría haber sido la celebración de una final de la Champions.

Por supuesto la fiesta final fue un locurón. Si no conocéis a los Tutsies, os recomiendo vivamente que los pilléis para cualquier evento!  el conciertazo que se marcaron fue épico!!

Los novios: como todos, espectaculares!! (tendríamos que salir al día a día a trabajar vestido de novios, nos subiría el guapo un montón! ) Pero no nos despistemos; estaban espectaculares! él, vestido de Corvus y ella, impecable de Teresa Helbig (como me mola Teresa Helbig!!) con unos zapatos de Serena Whitehaven y con joyas -pendientes y anillos- de Soler Cabot ! Y en los pinceles, el estilismo de Yolanda , fino y elegante.

Finalmente, hablar de la casa. Mas Bonvilar: una antigua casa pairal del siglo XVII, rodeada de bosques y jardines, en pleno corazón del Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i el Obac. Un oasis de tranquilidad, un espacio infinito con árboles que dan cobijo y resguardo. No se, me flipó el sitio. Es maravilloso! y el equipo que ahí se reunió – el bouquet de Acanto junto al catering de Aspic –  acabaron de dejarlo todo de ensueño.

No quiero acabar sin hablar del equipazo que estuvimos cubriendo el evento. Para mi, un lujo poder contar con un segundo fotógrafo como Álvaro (enorme trabajo compañero!!) . Y mis videógrafos favoritos: Marie Marry Me . No tengo palabras para explicaros su impecable trabajo, ni espacio suficiente en este post para hablar del amor que le ponen a todo lo que hacen. Podríamos resumirlo con un me casaría todos los días de mi vida solo para contratarlos. Aunque tuviera que hipotecarme para pagar 365 reportajes al año ( no nos dejemos el bisiesto, que es un día más). Sus coberturas de ceremonias en todo el mundo los abalan. Infinidad de parejas enamoradas por el resultado y cantidad de fotógrafos agradecidos por haberse cruzado en su camino. Da gusto trabajar con ellos porque es como si no estuvieran. No los ves pero no se pierden nada. Como resultado? un vídeo espectacular es poco! No me canso de recomendarlos a mis parejas, pero su apretada agenda hace imposible coincidir más de lo que quería. ¡ quiero más bodas con vosotros!

 

                   

                    

         

          

          

          

         

         

         

          

          

          

          

          

          

         

          

                   

          

         

          

         

          

          

          

          

          

          

Who is Harold Abellan

Harold Abellan, Barcelona 1982 Fotógrafo social de bodas y eventos

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

BACK